Los hombres metrosexuales – Opinión


La tendencia que define al hombre como eje central por el que giran ideas egocéntricas, la exaltación del culto a la estética y el cuidado excesivo del cuerpo tiene su denominativo: metrosexualidad.

El concepto tiene lugar en la sociedad desde hace algunos años; y si bien, algunas personas suelen confundir este estilo de hombres con la homosexualidad, no se trata de lo mismo.

El hombre metrosexual es aquel que experimenta una preocupación extrema por el cuidado de su aspecto, por lo que dirige sus esfuerzos en la conservación y mejoramiento de su estética.

Este hombre se cuida del mismo modo que lo haría una mujer: acude al gimnasio, respeta una dieta alimenticia rigurosa, rica en proteínas y vitaminas, va a los centros de belleza para realizarse una limpieza de cutis, recibir servicio de manicure, pedicure, hasta se pinta las uñas y se maquilla.

Si bien algunos hombres “conservadores� los tildan de tener orientaciones sexuales en duda, los metrosexuales no necesariamente optan por personas de su mismo género.

En este sentido, algunos hacen una lectura diferente en relación a este estilo de vida masculina.

La maquilladora Zaida Sánchez comenta que viene obervando un incremento en este sentido.

“Por lo general, suelen acudir a mis servicios hombres entre 20 a 30 años. Siempre prefieren un maquillaje natural�, sostiene Sánchez.

METROPOLITANO El término “metrosexual� se debe a que son hombres que pertenecen a una cultura metropolitana, en la que se desenvuelven sin prejuicio alguno. De ahí que se caractericen por la libertad en expresar abiertamente sus emociones.

Un aspecto tal vez negativo de esta clase de ejemplares masculinos es el hecho de que son fácil presa del consumismo.

Es así que se dejan envolver por la invasión de ofertas de la industria de la moda y están susceptibles a recibir las propuestas del mercado.

CONTRADICCIÓN Supone una contradicción, la combinación o confluencia de la hipersensibilidad propia de los metrosexuales y la “frivolidad� que experimentan en el sentido consumista, sin embargo es una tendencia que va adquiriendo mayor fuerza.

Un ejemplo claro de esta modalidad es el jugador de futbol inglés David Beckham, quien es sumamente cuidadoso con su aspecto y muestra gran interés por las joyas y el uso de cremas faciales.

Cristiano Ronaldo, jugador del Real Madrid Futbol Club es otro exponente de este movimiento.

5 elementos de la metrosexualidad

-Narcicismo: Amor por la imagen propia.

-Sensibilidad extrema.

-Búsqueda de la seducción: Persiguen el deseo de captar la atención del sexo opuesto.

-Sofisticación: Usan prendas y cosméticos finos.

-Consumismo: Víctimas de la industria de la moda.

Sensibilidad expuesta 

El hombre metrosexual no sólo se caracteriza por carecer de verguenza por mostrarse preocupado por su físico, sino que también es sensible y no esconde sus emociones. De este modo, expone sus temores, sus limitaciones, alegrías, y demás emociones.

Un concepto que suelen confundir

Según algunas corrientes de hombres ortodoxos, este estilo de vida masculina es sinónimo de homosexualidad. Sin embargo, según profesionales, el hecho de que experimenten ciertas sensaciones y se ocupen de su estética, no quiere decir que sean femeninos.

Condiciones de igualdad

“La verdad es que hoy en día el hombre se cuida tanto como la mujer o más aun, y es importante destacarlo porque ya entramos en un tiempo donde la imagen personal va tomando mayor relevancia con el transcurso del tiempo�, expresa Zaida Sánchez, maquilladora profesional. 

Leave a Reply